Alergias en Otoño Reviewed by Momizat on . Congestión y narices obstruidas, picazón, lagrimeo, estornudos... Para la mayoría de los alérgicos, el descenso de la temperatura que marca el inicio del otoño Congestión y narices obstruidas, picazón, lagrimeo, estornudos... Para la mayoría de los alérgicos, el descenso de la temperatura que marca el inicio del otoño Rating:
Home » Calidad de Vida » Salud » Alergias en Otoño

Alergias en Otoño

Congestión y narices obstruidas, picazón, lagrimeo, estornudos… Para la mayoría de los alérgicos, el descenso de la temperatura que marca el inicio del otoño y, especialmente, los cambios bruscos en el termómetro son un fenómeno objetivo que dispara un molesto abanico de síntomas.

“El frío disminuye los mecanismos de defensa naturales de las vías respiratorias”, explicó el doctor Samuel Azar, de la red de alergología que depende del gobierno porteño.

Las bajas temperaturas inmovilizan las cilias, una suerte de cepillitos que recubren la membrana interior de las vías respiratorias y actúan como una cinta transportadora que va eliminando el mucus, cargado de partículas y bacterias. Por eso, hay más predisposición a infectarse con virus.

En las personas alérgicas, a esto se le suma un factor más. “Suelen tener hiperreactividad de sus vías respiratorias -añade Azar-. Esas vías reaccionan de manera exagerada frente a diversos estímulos, como los cambios bruscos de temperatura, el frío y sustancias que funcionan como alergenos o irritantes, es decir, disparadores de una cascada alérgica. Estas sustancias están tanto en el exterior como en el interior, en los lugares donde uno pasa la mayor cantidad de tiempo.”

La lista de enemigos que más afectan a los alérgicos es encabezada por los ácaros, microscópicos diablillos que proliferan con la humedad y temperatura típicas del otoño. Habitan en los colchones, almohadas, alfombras y el polvo del interior de casas y oficinas. Los ácaros completan su festín cuando se enciende la calefacción y los espacios cerrados se ventilan menos (un gran error) por el frío.

En el caso de los asmáticos -el 90% tiene origen alérgico-, la suma de frío más irritación por alergenos dispara una agresión sobre los bronquios, que reaccionan de manera desmesurada y responden obstruyéndose, con una crisis.

“Además -puntualiza el especialista-, existe una clara relación entre la infección respiratoria por virus y la crisis de asma. Es frecuente que antes de los síntomas propios de virosis (fiebre y decaimiento), aparezcan síntomas alérgicos. Esto se evidencia cuando los chicos se reintegran a clase luego de las vacaciones y se contagian con virus que aportan sus compañeritos. Aquellos predispuestos presentan episodios de asma.”

La alergia es un proceso sistémico que, sin embargo, elige algún órgano para expresarse. “Los síntomas -dice Azar- varían según el órgano afectado. Puede manifestarse en la nariz, los bronquios, la piel. A veces, un mismo paciente tiene todas las manifestaciones: puede pasar, por ejemplo, que una persona haya tenido diarreas por alergia a la leche de vaca cuando era un lactante y que luego, al crecer, le aparezcan eccemas en la piel. Con el tiempo, esa misma persona puede experimentar también crisis de asma. Esto evidencia que, ya sea en forma secuencial o simultánea, la alergia se expresa en varios órganos a la vez.”

El especialista comenta que en esta época del año es frecuente encontrar personas con una secreción nasal transparente que “parece una canilla abierta y los obliga a usar pañuelos en forma permanente”. Si la alergia se manifiesta en el nivel nasal produce síntomas como picazón de la nariz, ojos y garganta, a veces en los oídos, lagrimeo, sensación de nariz tapada y congestión. El desayuno de estos alérgicos, añade Azar, suele integrarse por una interminable serie de estornudos.

A menudo en esos casos, el alérgico piensa que se ha resfriado. Al principio, al menos, no es así. “Pero finalmente sí se resfría -comenta el médico-. Esto ocurre porque entre los alérgicos habitualmente está inflamada la membrana que tapiza el interior de las vías aéreas y esto facilita el ingreso de bacterias, virus y alergenos.”

¿Cómo diferenciar los resfríos (de origen viral) de las rinitis alérgicas? “A diferencia de las alergias -advierte el doctor Azar-, el resfrío provoca una secreción inicialmente acuosa que luego se transforma en espesa y amarillenta, y también puede ocasionar decaimiento y algo de fiebre. Las alergias ceden si la persona deja de exponerse al alergeno, en cambio los resfríos virales suelen extenderse una semana y a veces más si se complican con sinusitis, que es la inflamación de los senos paranasales.”

Cuando la alergia tiene a los bronquios como órgano blanco, se disparan las crisis de asma. “Sus síntomas son falta de aire y agitación, tos seca y luego catarral, y sibilancia (silbidos en el pecho)”, dice el médico.

El doctor Samuel Azar aconseja la aplicación de las vacunas antigripal y antineumocóccica a los alérgicos con afecciones respiratorias. “Si se trata de niños -advierte-, es conveniente consultar con el pediatra.”

Cuando hay epidemias de procesos virales -por ejemplo, gripe- es conveniente no permanecer en lugares cerrados o mal ventilados. La antigua recomendación de las abuelas, que abrían ventanas de par en par un buen rato todos los días, tiene indudable vigencia. “Hay que alimentarse bien y tomar suficiente cantidad de líquidos -agrega Azar-. Y se recomienda una limpieza prolija y frecuente (ver infografía) para evitar la proliferación de ácaros y hongos.”

Una cuestión esencial, comenta el especialista, es tratar los síntomas de alergia no bien se inician. “Entre los chicos -afirma- pueden afectar su rendimiento escolar, y entre los adultos perjudicar su jornada laboral.” El doctor Azar agrega que los síntomas alérgicos se pueden controlar con medicamentos que permiten disminuir la sensibilidad del paciente al alergeno que dispara su problema. “Muchas alergias no provocan trastornos graves, pero resienten la calidad de vida. Los tratamientos oportunos permiten prevenirlas, aliviarlas e incluso curarlas.”

 

Alergias en otoño

Deja tu comentario

© 2010-2014-Universal Medios - Todos los derechos reservados

Scroll to top